Margarita del Mazo, la autora de esta obra, cuenta que esta historia estĆ” inspirada en ā€œel TĆ­o CamuƱasā€, que fue un guerrillero de la guerra de la independencia espaƱola y que quedĆ³ en la cultura popular como un personaje del que se contaban historias para asustar a los niƱos, algo asĆ­ como un ā€œhombre del sacoā€.

Si os conquista Margarita del Pazo con este genial monstruo tan peculiar no os podƩis perder otros de sus tƭtulos como Feroz, el lobo y El rebaƱo.

Sinopsis - CamuƱas

ā€”Ā”Vaya, el Brujo Pirujo!

ā€”No soy Pirujo. Soy CamuƱas,

Ā”el que nunca se corta las uƱas!

ā€“respondiĆ³ el brujo, indignado.

ā€”No me tomes el pelo. Ā”Eres Pirujo!

ReseƱa y resumen - CamuƱas

El protagonista de este cuento es un brujo que vivĆ­a en una vieja casa alejada del pueblo (atravesando el bosque, la montaƱa y el rĆ­o) y que se llamaba CamuƱas, porque nunca se cortaba las uƱas, las tenĆ­a afiladas como cuchillos. Como todo brujo normal, CamuƱas hace sus pociones con ingredientes de lo mĆ”s normales; lenguas de sapo, patas de mosquito, mocos de araƱaā€¦.

CamuƱas salĆ­a de casa cada noche de luna llena para cazar niƱos para su despensa. Una de aquellas noches vio a blanca, una niƱa muy astuta y muy lista que miraba a la luna antes de acostarse. CamuƱas afilĆ³ sus uƱas y trepĆ³ por un Ć”rbol hasta llegar a la ventana de la niƱa. Con las uƱas consiguiĆ³ abrir la ventana.

Aunque se acercaba con mucho sigilo a la cama de blanca para atraparlaā€¦ Ā”se le escapa un pedo!

La niƱa, muy descarada, empieza a provocarlo diciƩndole que no es CamuƱas, que es el brujo pirujo. Por su nariz como una berenjena, por sus dientes pocos y podridos, por sus ojos saltones y rojos, por sus cuatro pelos de Brujo Pirujo.

- Que no, Ā”Que soy CamuƱas! ĀæNo quieres verme las uƱas? - Ā”QuĆ© cara mĆ”s duraā€¦ ! Mira tu dentadura. - ĀæQuĆ© pasa con mis dientes? - Son pocos y estĆ”n podridos. Ā”Los dientes de Pirujo! - Son mis dientes ā€“ gritĆ³ el brujo-. Ā”Soy CamuƱas! ĀæNo ves mis uƱas?

No puedes comer niƱos.

Si lo haces,

te saldrƔn granos

hasta en el ombligo.

Brujo Pirujo,

no seas pesado yā€¦

Ā”vete a dormir!

El brujo, desoyendo las advertencias de Blanca, se acerca y le da un lametazo en la cara. En ese mismo momento le sale un grano enorme, del tamaƱo de una aceituna, en la lengua.

CamuƱas (o Pirujo), con el grano y bastante desorientado por no saber quiĆ©n es, saltĆ³ por la ventana y atravesĆ³ el pueblo, el rio, la montaƱa y el bosque hasta llegar a su casa. Una vez allĆ­ va a su desvĆ”n a buscar su viejo baĆŗl para poder salir de dudas. Al comprobar que, efectivamente, su nariz es grande como una berenjena, sus dientes estĆ”n rotos y podridos, sus ojos son saltones y rojos y que solo cuenta con cuatro pelos en la cabeza se da cuenta de es en realidad Pirujo.

- Ā”Vaya! Ā”Soy Pirujo!

Creƭa que era CamuƱas.

Pues tendrƩ que cortarme las uƱas...

AsĆ­ que finalmente el cuento acaba cuando Blanca va a casa del brujo a hacerle la manicura. No sin antes recordarnos que de vez en cuando debemos mirarnos al espejo.

Esta es una historia divertida que derrocha en todo momento sentido del humor. Nos gusta mucho la actitud que toma Blanca, la pequeƱa niƱa protagonista, ante un brujo que aparece de noche en su casa; en lugar de asustarse o intimidarse le planta cara y consigue confundirlo tanto que al final logra que no se la coma.

Puede que el concepto del brujo que entra por las noches en las habitaciones infantiles asuste a algunos niƱos, a otros, la actitud de Blanca les harƔ superar los miedos nocturnos. Como siempre, nosotros somos quienes mejor conocemos a nuestros hijos y tenemos que intentar adivinar si esta historia les darƔ miedo o, por el contrario, les ayudarƔ a superarlo. Es probable que lo que les haga es partirse de la risa con este brujo tan peculiar.

Edad recomendada - CamuƱas

Nosotros no empezamos a leer este libro hasta cerca de los cinco aƱos, ya que nuestro pequeƱo era muy propenso a los miedos y, aunque finalmente camuƱas se convierte en un personaje entraƱable, no le hacƭa especial gracia. Asƭ que ojo con los niƱos asustadizos o miedosos.

AdemƔs no es un cuento ligero de texto, aunque las imƔgenes acompaƱan muy bien a la historia, para los que tengan 3 aƱos reciƩn cumplidos es posible que les resulte un pelƭn complicado aunque, ya sabƩis, que esto siempre dependerƔ de cada niƱo o niƱa y de su capacidad y madurez.

En las repetidas lecturas que seguro que os toca hacer de este libro (porque les encanta y lo pedirƔn una y otra vez), los peques podrƔn ir entendiendo las diferentes capas y enseƱanzas no tan evidentes que nos muestra esta fantƔstica historia.