La mayoría de los padres y madres amantes de la literatura tenemos el gran deseo de convertir a nuestros peques en súper lectores. Sabemos lo gratificante que puede resultar sumergirse en un buen libro y queremos que nuestra hija o nuestro hijo disfrute también de ese placer. Pero a veces no es una tarea sencilla.

Los niños y las niñas aprenden por imitación pero, seamos sinceros; aunque adoremos leer, las tareas diarias de la crianza hacen muy difícil que pasemos el día con la nariz metida en un libro. Con suerte, conseguiremos leer unas cuantas páginas cuando logremos que nuestros enanos duerman.

Pero estamos de suerte, no es en absoluto imposible conseguir que un niño lea. Hemos creado esta guía para compartir los métodos que nos han funcionado para que nuestros hijas e hijos sean unos pequeños ratones de biblioteca.

¿A qué edad empezar a comprar libros para niños?

Si has llegado a este artículo y te estás preguntando la mejor edad para comenzar a regalar libros a un niño o niña pequeños, la respuesta es muy sencilla: ¡ya mismo! Nunca es demasiado temprano para poner libros al alcance de un bebé. Sí, he dicho bebé. Por suerte tenemos todo un abanico de libros adaptados para los más pequeños de la casa.

Los beneficios de leer a los niños desde el nacimiento

libros niños 0 1 2 3 años.jpg


Se acostumbran a ver los libros como un juguete más

Si empezamos a poner al alcance de los más peques libros adaptados a su edad (como por ejemplo libros de tela o de baño de los que hablaremos más adelante) conseguiremos que los vean como un juguete más y no como una obligación.

Esta, sin lugar a dudas, unas de las claves fundamentales. Como decía Borges, “El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta ‘el modo imperativo’ ”. Dejemos que jueguen con los libros y que los consideren una diversión desde el inicio de su vida.


Estimulación del lenguaje

Aunque parezca que no nos escuchan o que no se enteran de nada, lo hacen. Está demostrado científicamente que hablar a los bebés desde muy temprano ayuda muchísimo al desarrollo del lenguaje; los niños de dos años a los que se les ha leído desde el nacimiento con frecuencia tienes mucho más vocabulario que aquellos a los que no se les ha leído.

Los libros infantiles son una gran escusa para que se acostumbren a escuchar nuestra voz y para introducirles vocabulario que no utilizamos en nuestro día a día.


Desarrollo psicomotor

Otra de las ventajas de poner al alcance de los niños de 0 a 3 años es que al agarrarlos, pasar páginas y llevárselos a la boca están trabajando su psicomotricidad.


Apego emocional

No hay cosa que guste más a los niños y niñas de cualquier edad que pasar tiempo de calidad con su padre o su madre en el que saben que cuentan con toda nuestra atención y se sienten el centro del universo. Leerles nos ayuda a crear un momento muy íntimo y a dedicarles ese tiempo de calidad que tanto necesitan.


Aumento de la capacidad de atención

Los niños y niñas de hoy en día crecerán en un entorno cada vez más digitalizado. La lectura es algo completamente contrario porque requiere de atención, de calma y de sosiego. Cuando se acostumbran a que los momentos con los libros son relajados y empiezan a interesarse por las historias, enseñamos a sus pequeños cerebros a ponerse en modo atención.


Introducción de conceptos de forma divertida

Los primeros libros nos enseñan sobre diferentes conceptos como formas, colores, expresiones faciales, etc. Les estamos dando información sobre el mundo que les rodea. Conforme van creciendo podremos introducir libros con más contenido que les ayuden a estimular el vocabulario, conocer otras realidades, adquirir buenos hábitos y rutinas o, incluso, hablar de temas delicados con la ayuda de los personajes y las historias.

¿Cómo elegir un libro para comprar o regalar a un niño de 0-3 años?

Para elegir el libro en esta franja de edad es muy importante fijarnos en los materiales y el tipo de libro.

Para los más pequeños de la casa disponemos de muchos tipos de libros: con sonidos, con solapas, de rima repetida, libros cartón, de tela, de baño, de rutinas, de vocabulario y conceptos…

Hemos hecho una selección de nuestros favoritos para que podáis elegir los que más se adapten a los gustos y las habilidades de vuestros peques.

Los mejores libros de tela

Estos son los primeros libros con los que va a jugar el bebé. Al ser de tela la mayoría están homologados desde los 0 meses. Aunque nos parezcan sencillos y algunos no tengan texto ya podemos empezar a explicarles cosas, ir señalando y conseguir ganarnos su atención.

Los mejores libros de baño

Ir al baño acompañados de libros siempre será una gran idea para mezclar los momentos de placer con la lectura.

Los mejores libros con sonidos

Estos libros musicales suelen gustar mucho a los bebés. El hecho de ser accionables por ellos les encanta y los sonidos llaman mucho su atención.

Los mejores libros interactivos, pop up y solapas

Siempre son un éxito entre los bebés; interactúan y participan de la lectura, y eso les encanta. Aunque nosotros los veamos muy simples son el comienzo ideal para empezar a familiarizarse y a aprender a prestar atención.

Los mejores libros para ir a dormir

Estos libros son perfectos para crear el hábito de leer antes de meterse en la cama (lo que también nos ayudará con toda la rutina del sueño). Son libros más tranquilos, más delicados y con ilustraciones adecuadas para relajar a los niños.

Los mejores libros de cartón

Este formato de libros de cartón, con poco texto e ilustraciones sencillas, son rimados y, en la mayoría de ocasiones pueden ser incluso cantados (algunos vienen con un QR para descargar la canción). Son los primeros cuentos que tendrán nuestros hijos e hijas, no tienen mecanismos ni nada más que la historia y las ilustraciones. Son ideales para empezar al añito o año y medio, pero los seguirán utilizando seguro durante mucho tiempo.

Podéis ver también el post de todos los libros de la cuna a la luna de Kalandrakasi os interesan este tipo de libros de cartón.

Los mejores libros de vocabulario

Estos libros son las primeras enciclopedias de los bebés, los primeros libros de divulgación. Con ilustraciones y sin historia irán aprendiendo conceptos y palabras.

Bonus track: Consejos para sacar todo el partido a los libros


Crea un momento de intimidad

Es importante el momento y como tratamos a los niños y niñas mientras les leemos. Sentarlos en nuestro regazo puede ser una gran idea. También lo es tumbarnos a acercarnos a su cama mientras están acostados justo antes de dormir.

¡Teléfonos bien lejos o con notificaciones silenciadas para que nadie se pueda entrometer en nuestro momento mágico!


Lee como si fueses un cuentacuentos

Nada de leer con voz rutinaria. Aprovecha para que aprenda a distinguir entre los diferentes tonos de voz y las emociones. Poco a poco irás descubriendo qué es lo que le hace más gracia. Pon voces, haz sonidos de animales…. no podemos olvidarnos de que este es un momento de diversión y tenemos que conseguir que sea genial.

Aunque el libro no tenga texto puedes entretenerlo con descripciones e incluso inventar tus propias historias. “¿has visto como es ese coche? Es de color rojo. Tiene ruedas redondas y hace bruuum bruuum


Anímale a participar

Cuando esté preparado anímale a que participe haciendo sus propias descripciones. Aunque el libro no sea interactivo siempre le puedes animar a buscar objetos o señalar cosas.

Si es un libro de solapas y ya puede levantarlas por sí mismo, anímale a que lo haga. “¿Qué crees que se esconde ahí abajo?” “¿Qué pasará si aprietas ese botón?”.

De este modo le estarás enseñando que puede participar de la lectura.



¿Y vosotros? ¿A que edad empezasteis a leer a vuestros hijos? ¿Cuáles son sus libros preferidos?