Hoy os traemos un libro de Anna Llenas, ilustradora y diseñadora gráfica de Barcelona, autora también de cuentos como Topito Terremoto, Mama, Vacío y Te quiero casi siempre entre muchos otros.

Sinopsis – El monstruo de colores

El Monstruo de Colores no sabe qué le pasa.

Se ha hecho un lío con las emociones y ahora le toca deshacer el embrollo. Una historia sencilla y divertida, que introducirá a pequeños y a mayores en el fascinante lenguaje de las emociones.

Reseña y resumen - El monstruo de colores

Sí, nos encantan los monstruos (en particular si tienen pinta de bonachones como este que protagoniza el cuento infantil del que os hablamos hoy) y, además, nos encantan los colores. Así que, si juntamos monstruos y colores y, por si fuera poco, le agregamos educación emocional, ya tenemos la combinación ganadora.

El monstruo de colores es un libro sobre las emociones y los sentimientos. Muchas veces, los más peques, no encuentran las palabras adecuadas para describir cómo se sienten y, la mayoría de las veces, la falta de comprensión sobre sus propias emociones acaba en rabieta. Uno de los beneficios de los cuentos y los álbumes ilustrados es que ayuda a nuestros hijos e hijas a encontrar la forma de entender y explicar lo que sucede en su interior y este libro es un magnífico y una gran herramienta para conseguirlo porque lo hace de una forma muy sencilla, muy amable y muy entretenida.

El libro empieza presentándonos a un monstruo de apariencia muy dócil, con la mirada perdida (claramente confundido) y con el cuerpo garabateado por muchos colores. Al pasar la página descubrimos que la narradora es una niña pequeña:

Este es el monstruo de colores.

Hoy se ha levantado raro,

confuso, aturdido…

No sabe muy bien qué le pasa.

La niña le toma de la mano y le explica que, todas las emociones revueltas no funcionan. Le dice que tendría que poner orden separando cada emoción. A partir de aquí empieza a explicarle cada una de las emociones asociándola a un color y le anima a ponerlas cada una en un bote, ella le ayudará.

Tenemos amarillo para la alegría, azul para la tristeza, rojo para la ira, negro para el miedo y verde para la calma. Para los niños es de gran ayuda asociar un sentimiento con un elemento visual como el color porque les ayuda a comprender conceptos intangibles.

Para cada una de las emociones negativas la niña le explica al monstruo cómo puede ayudarle a superarla como, por ejemplo, cogiéndole de la mano o permaneciendo a su lado.

Nos encantan las ilustraciones de este cuento con collage sobre un fondo blanco. Las imágenes y colores parece que vayan a saltar de la página. Tiene un diseño muy divertido, fresco y actual. Cada color, y cada emoción, están claramente definidos para no confundir a los niños. Además los rasgos faciales y las posturas del monstruo acompañan y enfatizan perfectamente cada una de las emociones y sentimientos, algo que puede dar un arma a nuestros hijos e hijas para saber identificar las emociones de otras personas.

El aprendizaje sobre los sentimientos y las emociones es parte del desarrollo de una autoestima positiva y nos ayuda a tener mejores relaciones con las personas de nuestro entorno. Los niños que son capaces de comprender sus propios sentimientos tienes más herramientas para saber manejar las frustraciones típicas de la edad.

Todas las emociones - El monstruo de colores

ALEGRÍA – Monstruo de color amarillo

La alegría se representa de color amarillo. Nos dice el libro que es contagiosa y brilla como el sol. Podemos ver al monstruo con una gran sonrisa. Lo vemos todo pintado de amarillo y rodeado de pájaros, también jugando con la narradora del libro y corriendo.

TRISTEZA – Monstruo de color azul

Se representa la tristeza de color azul, suave como el mar. En este sentimiento, el monstruo pintado de azul, lo vemos metido dentro de una pecera con la cabeza gacha. El resto de la página ilustrada con peces azules. Está triste y quiere esconderse, no le apetece hacer nada.

RABIA – Monstruo de color rojo

“La rabia arde al rojo vivo y es feroz como el fuego, que quema fuerte y es difícil de apagar”. En esta ocasión vemos al monstruo completamente pintado de rojo y con garabato negro sobre su cabeza. Lo vemos muy enfadado lanzando el color rojo sobre otros.

MIEDO – Monstruo de color negro

Para el miedo se ha utilizado el color negro. El monstruo está claramente asustado y escondido tras ramas también de color negro. En la siguiente ilustración lo veremos también rodeado de fantasmas.

CALMA – Monstruo de color verde

En esta ocasión vemos al monstruo pintado de color verde con una tranquila sonrisa complaciente y acompañado de muchos elementos de la naturaleza.

ROSA – ¿Qué le pasa al monstruo que se ha vuelto rosa?

Finalmente, tras arreglar todas sus emociones, la niña encuentra al monstruo de color de rosa. ¿Qué le pasará ahora? Tal vez los corazones que le rodean nos den alguna pista.

Edad recomendada - El monstruo de colores

Este libro es una forma preciosa de introducir a los más pequeños en educación emocional y el mundo de los sentimientos y las emociones en general. Es perfecto, también, para niños con dificultades de aprendizaje, para niños con tendencia a las rabietas, para niños con ansiedad o para niños con trastornos del espectro autista.

La edad recomendada para El monstruo de colores es a partir de 3 años, aunque también tenemos la edición en cartoné con la que podemos empezar antes. Nosotros, en particular, tenemos en casa la edición de tapa dura y empezamos a leerlo un poco antes de los 3 años sin ningún problema.

Diferentes ediciones del monstruo de colores

Podéis adquirir el monstruo de colores en tapa dura o en pop up. En ambos casos les encantarán!

Además ahora tenemos también disponible el cuento "El monstruo de colores va al cole", empieza en un colegio nuevo y va a tener que conocer a sus nuevos amigos, sus rutinas, etc. Es un libro ideal para regalar a los amantes del monstruo de colores que van a empezar a ir a un colegio nuevo o para, simplemente, iniciar el curso. Este libro les ayudará a visualizar lo que sucederá en el colegio para que vayan con sus emociones bien organizadas.