Aaron Blabey es el autor de este album ilustrado para nños de 3 años. Si os suena su nombre es porque también es el firmante de de la Serie Animalotes o de libros para primeros lectores como Coco el perro.

Sinopsis – Necesito un abrazo

Un cuento adorable, escrito e ilustrado por el creador de Animalotes y Telma, el unicornio.

Ideal para transmitir a los más pequeños la importancia de la amistad.

Reseña y resumen – Necesito un abrazo

Un abrazo no debería de ser tan complicado de conseguir, pero algunas veces no es tan sencillo como parece.

Un erizo puede asustar, con sus púas, hasta al más grande de los animales. En este álbum ilustrado, nuestro erizo protagonista irá llamando de forma repetitiva a los diferentes animales con los que se encuentra para pedirles un abrazo. “¿Necesito un abrazo? ¿Me abrazas…?” Y todos, el pequeño conejo Tomás, el ciervo Pedrín y el el oso Ramón, huirán espantados.

Cada vez que el erizo hace la pregunta, vemos al animal a quien se la hace con los ojos como platos. Casi podemos notar una pequeña tensión por la pausa. Después, en la siguiente página, cada animal responde a la petición con una expresión extravagante de pánico, lo que da muchas oportunidades al humor. Todos se niegan a dar un abrazo y salen despavoridos.

De repente el erizo ve como todos los animales vienen corriendo hacia él y piensa, claro, que han cambiado de opinión. Pero nada más lejos de la realidad; están corriendo porque huyen, espantados de nuevo, de una serpiente.

Será la serpiente quien finalmente le de un gran abrazo que envuelve por completo al erizo.

La historia es una fábula sobre la tolerancia. Un erizo puede dar perfectamente un abrazo cuando sus púas están relajadas, pero ninguno de los animales se toma la molestia de darle una oportunidad para comprobarlo, tan solo la serpiente, quien tiene sus propias experiencias con la intolerancia. Una moraleja apta y conmovedora.

Nos gusta mucho la actitud del erizo que, aunque es un animal supuestamente temible, no tiene en ningún momento reparo o vergüenza de decir abiertamente que necesita un abrazo. Y, de hecho, lo repite en varias ocasiones hasta que finalmente lo consigue sin pudor alguno.

Este libro es una buena oportunidad para hacer preguntas a nuestros hijos. ¿Tu pides un abrazo cuando lo necesitas? ¿Por qué crees que los animales tienen miedo de abrazar al erizo? ¿Puede que un erizo, aunque tenga muchas púas, sea bueno? ¿Qué harías tú si el erizo te pidiese una abrazo?

Las ilustraciones de Blabey de animales expresivos, con fondos vacíos, son la fuerza de esta sencilla historia, contada completamente en diálogo, que hará reír muchísimo a los pequeños de la casa mientras les da un mensaje sobre la aceptación y que no hay que juzgar a los demás por su apariencia.

Edad recomendada – Necesito un abrazo

La editorial Anaya recomienda este libro para 3 años, nosotros empezamos a leerlo con apenas 2 y ya le encantó. Así que no vemos inconveniente en empezar un poco antes. Veréis como tocan al pequeño erizo y hasta les “hace daño” con sus púas.

Los fondos de las imágenes, con colores en bloque y sin decorados, permiten a los niños más pequeños concentrarse en los detalles realmente importantes como las expresiones exageradas de los personajes que les resultan súper graciosas.

Para lectores de 4 o 5 años puede ser ya demasiado simple. ¡Aunque siempre se puede acabar la lectura con un gran abrazo!