Sinopsis - ¡Qué asco de sándwich!

¿Será este el sándwich más asqueroso del mundo? Es asqueroso, pringoso, despachurrado, baboso y fangoso. Pero tal vez haya un tejón muy hambriento que quiera comérselo... o puede ser que no. Una historia "asquerosamente" divertida, con un giro insospechado al final.

Reseña y resumen - ¡Qué asco de sándwich!

Nos encontramos en una arboleda cerca de un parque donde vive un tejón muy hambriento.

Su barriga no para de rugir cuando ve a un niño con un delicioso sándwich recién hecho de mantequilla de cacahuete y pan blanco.

El niño va a jugar y, al chocar con una niña el sándwich se le cae en el arenero. "Bueno - dice la niña -, creo que ya no te lo puedes comer. Está asqueroso." Aunque al niño se le cae el sándwich en el arenero, el tejón no parece desanimarse por un poco de arena en el pan y va a buscarlo. Pero una ardilla llega antes que él y se lo lleva a su árbol.

Los hijos de la ardilla no son muy buenos compartiendo y el sándwich se les cae al estanque. Ahora también está asqueroso para las ardillas. Siguiendo este patrón el sándwich va pasando de unas manos a otras y convirtiéndose cada vez en más asqueroso hasta que al final tiene arena, agua verde y pringosa, una marca negra de patinete, hormigas, plumas, babosas...

Cuando el sándwich vuelva a las manos del tejón, ¿se lo comerá por fin? ¿estará demasiado asqueroso también para él?

Este tipo de historias de elementos y patrones que se repiten les hacen mucha gracia a los peques de la casa, seguramente porque les gusta la anticipación. Suelen unirse a la lectura con un "es aquerosoooo". Además les divierte mucho ver al tejón fracasar una y otra vez por conseguir el ansiado sándwich (se golpea con una pelota en la cabeza, resbala con una cáscara de plátano...).

El final de esta historia es muy divertido e inesperado y seguro que lo disfrutan mucho.

Edad recomendada - ¡Qué asco de sándwich!

Creemos que es un libro que puede divertir un poco menos a los niños de 6 años en adelante. Lo que realmente nos gusta de un libro infantil es lo que pidan una y otra vez y acabe bien usado cuando ya no les divierta por la edad y, aunque es probable que el giro final haga mucha gracia a los más pequeños, no estamos tan seguros de que funcione con los de más de 6 años.

Más que fijarnos en la edad para acertar de lleno comprando o regalando este libro, deberíamos esperar a ese periodo en que a los peques empieza a hacerles mucha gracia todo lo asqueroso.